AISLAMIENTOSIndustriales

conocimiemto-aislamiento-industriales

LOS AISLAMIENTOS Y EL AHORRO DE ENERGÍA EN LA INDUSTRIA

Además de reducir las pérdidas de calor, que impactan directamente en el consumo de combustibles en la industria y en la emisión de gases de combustión, la lana mineral de vidrio de FIBERGLASS COLOMBIA utiliza alrededor del 65% de vidrio reciclado en su fabricación. Para su disposición final no requiere de tratamientos especiales.

Adicionalmente, apoyamos programas de ahorro de energía en la industria a través de nuestro CDT (Centro de Diagnóstico Térmico) que se especializa en la detección, diagnóstico y solución de problemas de pérdida de energía térmica en equipos y sistemas a través de la medición y análisis de las aplicaciones de aislamiento térmico.

BENEFICIOS DE LOS AISLAMIENTOS TÉRMICOS DE FIBERGLASS

Alta eficiencia térmica: su baja conductividad térmica K=0.0326 W/m °C (0,24 BTU.in/Hr.ft2.°F) a 24°C de temperatura media ayuda a optimizar la conservación de energía. Genera bajos costos por pérdida de calor y contribuye a condiciones más seguras y confortables de trabajo, reduciendo las temperaturas superficiales en equipos y tuberías calientes.

Baja densidad: en el mundo de las lanas minerales; la lana de vidrio es la más liviana de todas. Este factor es resultado de producir fibras muy delgadas y largas que en su instalación ofrecen ventajas en: facilidad y Rapidez de montaje, y economía en la soportería en la instalación. Se garantizan productos con densidades entre 2 y 4 lb/ft3, que garantizan los menores valores de conductividad térmica publicados en diferentes estudios de la ASHRAE.

Diámetro y longitud de la fibra: diámetros de fibra entre 24HT y 27HT (HT=centésimas de pulgada) que garantizan un rendimiento térmico único. Estos diámetros son casi imposibles de obtener con materiales diferentes al vidrio

Integridad estructural: la consistencia entre diámetro y longitud de las fibras impacta directamente en la estabilidad dimensional de los productos en lana mineral de vidrio, ofreciendo una estabilidad estructural superior en aplicaciones bajo condiciones severas de temperatura y vibración.

Corrosión: aislamientos libres de residuos metálicos “shots” (cloruros), con cumplimiento de la normas STM 795 y ASTM C1104 que garantizan la no formación y promoción de corrosión en aplicaciones en contacto con superficies metálicas